Aumenta la inserción de autónomos con discapacidad

Al mayor número de incorporaciones al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta) se suman unos cambios legislativos que buscan mejorar sus condiciones y favorecer una mayor protección social

El trabajo autónomo ha logrado generar 104.036 empleos netos en el primer semestre de 2017 -56.172 como asalariados, más 47.864 nuevos emprendedores que se han incorporado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta)-. Estos son los datos recogidos en un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Sin duda, unos números a destacar y celebrar, pues a lo largo de 2016 se crearon 70.000 empleos netos, con lo que, como afirmó recientemente Lorenzo Amor, presidente de ATA, “en sólo seis meses ya hemos superado con creces este registro”. Además, también añadió que, a pesar de lo positivo de estas cifras, es preciso “poner en marcha medidas que ayuden a la inserción de parados en el mercado laboral, que fomenten el emprendimiento, que ayuden a la generación de empleo y que impulsen el trabajo autónomo”.

Uno de los colectivos que precisan de las medidas reclamadas por Amor, de cara a la inclusión laboral, es el de aquellos individuos que, contando con una discapacidad igual o mayor al 33 por ciento, buscan hacerse un hueco en el mercado de trabajo.

De hecho, según los números emitidos por la Tesorería General de la Seguridad Social a petición del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), en el periodo que comprende de enero a junio del presente año, se han contabilizado 808 nuevos trabajadores con discapacidad -igual o superior al 33 por ciento- en el Reta. En concreto, el pasado 30 de junio, el número de autónomos con discapacidad alcanzaba la cifra de 19.771 -cuando cerró 2016 con 18.963-, lo que supone un crecimiento del 4,26 por ciento. Como desde el propio Cermi afirman, el emprendimiento empresarial “es una vía de inclusión laboral cada vez más utilizada por las personas con discapacidad, por lo que ha de ser acompañado con un marco de incentivos y apoyos adecuados que estimule este acceso al mercado de trabajo”. Y parece que, poco a poco, se van dando pasos en la buena dirección, con el apoyo de todas las partes implicadas.

¿Mejora en la protección social?

Más allá de las halagüeñas cifras que se extraen del primer semestre del año, a finales del pasado mes de junio, en la Comisión de Empleo y Seguridad Social, todos los grupos políticos dieron luz verde al texto de la Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Una decisión ambiciosa y que, a la espera de la materialización de cada una de las medidas, abre un panorama más alentador de cara a las condiciones del trabajador autónomo.Al mayor número de incorporaciones al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta) se suman unos cambios legislativos que buscan mejorar sus condiciones y favorecer una mayor protección social.

Entidad adherida a: